Tarta bota de fútbol

Picture1

Muchos ya conocéis mis escarceos con el fondant. Nunca he asistido un curso y los pocos vídeos que he visto los dejo a la mitad. No sé por qué me limito a captar lo que me interesa. Lo que sí he aprendido es que para hacer una tarta fondant, todo es cuestión de paciencia y mucho mimo, de pocas prisas y mucho tiempo. Y así es como salen las mías. Será que siempre las he hecho para la familia que las hace más interesantes. Obvio que veo mis primeras y encuentro mil fallos, pero el cariño sigue siendo el mismo.

Esta tarta bota de fútbol es la última que he hecho, hace apenas una semana. La hice para mi hijo mayor, que cumplía 11 años y que había recibido las botas el día antes como regalo de Reyes. Lo mejor de esta tarta es que la pude hacer a escondidas, trasnochando, ¡no hay de otra! y la mayor recompensa fue verle su cara al descubrirla. Mi futbolero ya había tenido una fiesta en relación al tema para su cumple número 10, así que no imaginaba que podría tener relación a la anterior. Sus amigos y los papás de éstos también se sorprendieron al verla, para mi, el mayor regalo.

No tengo un tutorial exhaustivo. Hice las tres primeras fotos y luego me metí tan de lleno en la tarta que olvidé seguir tomándolas, pero intentaré explicarte un poco cómo la llevé a cabo. Si necesitas alguna otra explicación, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

La receta que hoy te traigo es de un nuevo bizcocho de chocolate que añadir a la lista de los ya publicados, porque, para los niños, ¡es lo que mejor funciona! Va relleno y cubierto de ganache de chocolate negro. Una opción estupenda para tener en cuenta y comerlo tal cual, sin cubierta fondant, ni forma específica, con un buen café calentito para alimentar la tarde de recuerdos.

Yo te recomendaría que la ganache estuviera lista y refrigerada unas 6 horas antes mínimo o la noche anterior. No tienes más que calentar 200 g. de chocolate de calidad, negro, hasta que se funda y añadir 2oo ml de nata para montar, batir manualmente hasta integrar por completo y dejar que endurezca. Ésta la usaremos para rellenar las capas, cubrir la bota y darle de forma e incluso para que el fondant se pegue al pastel.

Ingredientes

  • 175 g. de mantequilla sin sal
  • 175 g. de azúcar moreno
  • 3 huevos grandes
  • 125 g. de harina
  • 50 g. de cacao en polvo Torras
  • 1 sobre de levadura
  • 1 yogur natural sin azúcar

Precalienta el horno a 180º. Coloca un papel encerado en la base del molde y engrasa las paredes con mantequilla o aceite.

Tamiza la harina, el cacao y la levadura en un bol grande. Reserva.

Mezcla con una batidora eléctrica, thmx, etc la mantequilla con el azúcar moreno. Cuando estén integradas, incorpora los huevos uno a uno.

Añade los ingredientes secos a los húmedos hasta que estén totalmente incorporados. Por último, añade el yogur.

Extiende la mezcla en el recipiente engrasado y con el papel encerado y hornea durante 25-30 minutos hasta que un palillo salga limpio.

Mientras tanto:

* Calca la plantilla de la bota en un papel, para poder darle forma al bizcocho.

botacollage

Corta la plantilla de la bota dos veces y añade una capa fina de ganache para que peguen. Con la parte lateral sobrante del bizcocho, da la forma de la altura del tobillo de la bota.

Una vez que tengas la forma de la bota deseada, a ésta que ves en la foto le rebajé con un cuchillo afilado un poco la puntera, hay que añadirle la ganache.

Si está muy dura, puedes montarlo un poco con unas varillas o mover enérgicamente con un tenedor hasta que sea una pasta moldeable que se pueda extender sin problema.

Extiende una capa generosa de ganache sobre la superficie con una espátula. Intenta darle la forma adecuada y mete al frigorífico mínimo una hora hasta que haya vuelto a endurecer.

Para lograr una textura lisa que nos ayude a darle la forma adecuada a la bota, calienta agua y moja la espátula a fin de que coja temperatura. Seca una vez mojada y ponla sobre la ganache de la bota, esto te hará que quede muy lisa. Moja y seca tantas veces sea necesario hasta que quede una bota perfecta.

Cuando ya esté a tu gusto, vuelve a meter un rato en el frigorífico mientras vas preparando cuters, fondant, cortadores, texturizadores, etc. Ayúdate siempre de un cúter muy preciso que te deje quedar las partes recortadas de manera muy fina y bien rematado.

Lo que yo hice fue:

* Simular la lengüeta, recortarla, pasarle el marcador de costuras y pegarla a la bota.

* Calcular la cubierta naranja clara de la bota, recortando, antes de aplicarla, el hueco de la lengüeta para que quedara por encima e incluso el hueco de donde se mete el pie, que posteriormente cubriría con un pedazo de fondant negro. Es importante que sobre bastante de la cubierta naranja. Siempre es mejor ajustar los bordes posteriormente que quedarte corto.

* Si tienes la bota y puedes calcar con papel encerado los logos, está perfecto. Si no, puedes imprimir fotos de la bota en cuestión y calcular los tamaños.

* La parte más oscura está recortado al tamaño deseado y texturizado antes de pegarlo a la base naranja clara. Basta con añadir un poco de agua con un pincel limpio para que se pegue desde el primer momento.

* Las partes con relieve, se hacen poniendo un texturizador parecido (éste no era exactamente igual, pero me sirvió estupendamente) y haciendo presión con el rodillo.

* Del mismo modo, también existen texturizadores con forma de cordón (si no lo tienes, basta con que pongas un cordón nuevo y limpio sobre el fondant y presiones)

* Para las costuras, hay unas herramientas pequeñas, marcadores de costuras, que son muy asequibles y que las simulan perfectamente ( si no lo tienes, con un cuchillo afilado o un cuter y mucha paciencia).

* Cuando ya la tuve cubierta y hecha la base con la simulación del campo de fútbol y el nombre y edad del niño, hice un tacón de fondant negro del mismo tamaño que la plantilla para levantar la bota un poco. Lo pegué en la base y sobre él coloqué la bota.

* El traslado de donde se ha estado haciendo la bota a donde se va a exponer es muy importante. Con la bota tamaño número 38, usé dos espátulas y no hubo problema.

* Para el nombre, con un rotulador de tinta comestible (que no esté tan seco como el mío, ¡que casi no quería escribir!)

Puedes encontrarte otras tartas fondant que he hecho en el blog. Te dejo algunos enlaces. En el tintero quedaron la primera tarta que hice hace 3 años en forma de regalo, la del bautizo de mi sobrina, uno en forma de barbacoa, una de un queso con ratoncillos entrando y saliendo, una tarta superman, una tarta castillo para mi princesa, una tarta camisa con corbata… Ya son unas cuantas, ¡ya!

Tarta Angry birds

Tarta Minnie Mousse

Tarta balón de fútbol

Tarta Ipad

Tarta patinaje artístico

Tarta bolsa de aseo

Picture3

Picture4

Picture5

Picture6 Picture7 Picture8

Picture9

Si te ha quedado alguna duda, mándame un mensaje. Si te apetece, deja un comentario. Si te ha gustado, puedes compartir en redes sociales. Arriba puedes encontrar los enlaces e incluso si me visitas desde móvil, compártela por whatsapp. Si no te apetece nada de esto, gracias, de todos modos, por haberte pasado a conocer mi bota comestible.

Te espero muy pronto de vuelta.

hastalaproxima

9 thoughts on “Tarta bota de fútbol

  1. Hola! Fantástica explicación y geniales fotografías. Estoy viendo si hago algo parecido pero no tenía claro si hacer las botas de bizcocho o con cereales… Me ha encantado leer tu post. Saludos

  2. Hola buenos días, impresionada con tu bota de fútbol, voy a intentar ha hacer una parecida, seguramente que tenga que revisar tu página en varias ocasiones, si lo consigo será gracias a tu información. Muchas gracias por publicar tus trabajos, que son fantásticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *