Tacos de tinga de pollo

IMG_5787
 

Otra receta mexicana. ¡Sí! Que no se pierda la tradición en casa de las raíces de mi marido y mis hijos. Y menos teniendo a la mano una gastronomía tan exquisita y con tan buen resultado a ojos de todo comensal que se precie. Hay muchos seguidores que me escriben para pedírmelas y siempre intento enseñarte lo que se cuece en mi cocina, contando siempre con ingredientes que puedas encontrar en España.

El achiote es el fruto de unos árboles que se da en las regiones intertropicales de América y que es conocido por sus múltiples usos, como colorante natural para por ejemplo el queso Cheddar, como condimento de la cocina Yucateca, como la archiconocida cochinita pibil. En pueblos originarios, se usaba como pintura cultural y facial en ritos religiosos.

Encontrar achiote no es excesivamente difícil en España. En Barcelona, donde vivo, en la Boquería, hay varias tiendecitas donde lo puedes encontrar. Si no, en tiendas especializadas o estas ferias ambulantes de cocinas del mundo suelen llevarlo… y cuando esto suceda, ya tendrás el ingrediente básico de este “platillo” mexicano: tacos de tinga de pollo.

Ingredientes

  • 3 pechugas de pollo (650 gramos aprox)

Para la salsa

  • Una cebolla
  • 3-4 tomates maduros
  • El zumo de una naranja
  • 3 cucharas de vinagre
  • 2 cucharas de aceite de oliva
  • 1/2 barra de achiote La Anita
  • Unas cayenas al gusto
  • Sal

Sofríe la cebolla en el aceite de oliva hasta que quede pochadas. Se las puedes poner a la salsa o si te gusta encontrartelas en el plato, ponerlas sobre la salsa. Mezcla todos los ingredientes, tomates, naranja, vinagre, achiote y cayenas, y pasalos por la batidora hasta conseguir una salsa espesa.

Pon las pechugas en adobo con la salsa obtenida, de una noche para otra, va muy bien. Si tienes mucha prisa, puedes hacerlas directamente.

Cuando ya hayan tomado todo el sabor de la salsa y estén adobadas, saca las pechugas y conserva la salsa en el recipiente mientras se cuece la carne.

Mete las pechugas a la olla express con un poco de agua y sal durante unos 15 minutos. Cuando las saques y se enfríen, deshébralas. Ya está la carne lista para mezclarse con la salsa. A mi me gusta que para que se tome bien el sabor, ponerlas a fuego lento unos 10-15 minutos.

Se suele servir con cebolla morada cruda cortada en círculos.

Ahora, acompaña tus pechugas en achiote con tortillitas calientes y a disfrutarlas.

 

IMG_5791

IMG_5789

Si te apetece, puedes compartir en redes sociales esta o cualquier otra entrada. Me ayudas a difundir mi trabajo. También puedes dejarme saber qué te pareció esta entrada, dejándome un comentario.  ¡Muchas gracias!

hastalaproxima

 

Si te ha gustado esta entrada...

¡NO TE VAYAS SIN SUSCRIBIRTE!

Recibirás un boletín semanal con la nueva publicación y un regalo de bienvenida.

regalosuscripcion

<>
Este blog cumple con la normativa de la Ley Orgánica
15/1999 de Protección de Datos (LOPD).

8 thoughts on “Tacos de tinga de pollo

  1. Muy interesante, pero el pibil no lleva tomate licuado en lo absoluto. Entiendo que sustituyas la naranja agria con naranja normal y vinagre, porque no en todos lados se consigue la primera… ¿Pero tomate licuado en la cochinita pibil???? Es como ponerle tomate licuado a la fabada asturiana para darle color…¡Y habrá quien lo haga!

    1. Pilar, agradezco mucho tus sugerencias… Pero yo me limito a hacer la receta que hace mi suegra, mexicana, en casa y que esta buenisima, por cierto. Te agradeceria que me mandaras tu version denla receta o la original de la misma para llevarla a cabo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *