Smoothie de fresas, naranjas y plátano

Picture1

Smoothie, una palabra en inglés que ya podemos pronunciar con total naturalidad en nuestros centros comerciales sin temor a que nos miren con cara de sorpresa. Smoothie proviene de smooth, que quiere decir suave, y es un batido muy cremoso hecho con frutas frescas y/o congeladas y algún lácteo, yogur o leche o incluso helado. Dado que es una bebida que se prepara y se consume al momento, puede considerarse beneficiosa para la salud, un preparado energético, lleno de vitaminas y con un bajo índice calórico. Se empezaron a comercializar en Estados Unidos por allá de los 60´s en tiendas dedicadas a productos saludables.

Yo suelo hacerlos con la fruta de temporada, adaptando un poco los sabores. Cierto es que mi congelador siempre vive lleno de frutas de otras temporadas cortadas a cuadros. Así puedo tomar smoothies de sandia o melón en pleno Enero. Suelo congelarlas antes de que termine de producirse para alargar su presencia en la mesa un poco más. O cuando tengo mucha y temo a que se ponga mala. De acabar a la basura a darle colorido y vida a mi congelador, hay un trecho.

Ayer encontré fresones en la frutería y pensé que era el momento idóneo para preparar mi smoothie favorito. Para el desayuno o merienda, para grandes o pequeños, el smoothie es ideal a cualquier hora para cualquier público.

Picture4

Ingredientes (2 vasos)

  • 1 plátano
  • 10 fresas-12 (pueden ser congeladas)
  • Zumo recién exprimido de 4 naranajas
  • 1 yogur griego (opcional)
  • 2 cucharas de miel
  • Hielo picado (opcional)

Esta receta podría calificarse nivel de experiencia: niños, pues de cocina hay que saber poco.

Si te gusta las fresas con un poquito de almíbar, puedes cortarlas y poner un par de cucharadas de azúcar y dejarlas macerar antes de hacer el smoothie.

Haz el zumo de naranjas primero. En una licuadora o vaso de batidora, pon todos los ingredientes y tritura hasta que estén bien integrados. Si ves que es muy espeso, puedes añadir un poquito más de zumo de naranja hasta lograr la consistencia deseada.

Fácil, rápido, sano y muy sabroso.

 Picture3
Picture2

Que las fresas se pongan malas por el peso que acumulan unas con otras me desespera. Un día pensé cómo podría lograr alargar su presencia más tiempo, sobre todo cuando las compro por cajas. Así que nada más llegar a casa, las saco de esas pequeñas bandejas en las que vienen y sin lavarlas, las pongo boca abajo sin que rocen unas con otras y aguantan refrigeradas mucho más tiempo.

¿Tú tienes algún truco para conservarlas?

Gracias por llegar hasta aquí. Es un placer que sigas mis recetas. Si te apetece, puedes compartir esta u otra entrada en redes sociales. Para ello, debajo del título tienes todos los enlaces.

hastalaproxima

 

Si te ha gustado esta entrada...

¡NO TE VAYAS SIN SUSCRIBIRTE!

Recibirás un boletín semanal con la nueva publicación y un regalo de bienvenida.

regalosuscripcion

<>
Este blog cumple con la normativa de la Ley Orgánica
15/1999 de Protección de Datos (LOPD).

3 thoughts on “Smoothie de fresas, naranjas y plátano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *