Un sandwich diferente- hummus y berenjenas

El sándwich, proveniente del término inglés sandwich (obviamente sin acento), y también conocido en español con el ridículo nombre de emparedado, no es más que un par de rebanadas de pan de molde (de cualquier tipo) relleno de cualquier variedad de carnes, verduras, cremas de untar, dulces o saladas. Es típico de la gastronomía inglesa, aunque hoy por hoy ¿quién no recurre al sándwich para salir de un apuro?

Cuentan que sus orígenes se remontan al siglo XVIII y que fue a partir del aristocráta ingles John Montagu, Conde de Sandwich, que empezó a conocerse cómo tal. No es que fuera él el inventor de tal descubrimiento para la humanidad, sino que dada su afición a las cartas, podía seguir jugando sin ensuciarse los dedos mientras comía.  Su pasión por los juegos de naipes le habrían llevado a descuidar sus hábitos alimenticios y fueron sus criados los que se las ingeniaron para satisfacer las necesidades alimenticias de su señor sin que eso supusiera dejar a un lado un solo minuto sus tremendas aficiones.

¿Cansado de recurrir siempre al jamón y el queso para el sándwich rápido? Eso me pasaba a mi hace tiempo hasta que empecé a combinar sabores, texturas y tipos de pan.

Hace un año y medio que orgullosamente digo que no ha entrado un pan de molde comprado en casa. Había leído bastante sobre el tema, pero el día que me paré a pensar por qué sigue blando tantos días después, lo desterré de mi despensa. Contiene grasas/aceite, azúcar, leche en polvo y una larga lista de aditivos químicos, conservantes, antioxidantes, estabilizadores etc.  

Cuando llevé a mi hija la primera vez al dentista con 6 años, encontró 7 caries y me hizo dos preguntas, la primera si comía pan de molde, orgullosa respondí que sí, porque se lo comía sin esfuerzo. La segunda si comía ketchup, “por supuesto, con todo”- le dije. “Entonces,-añadió- no te seguiré preguntando más. La cantidad de azúcar de estos dos alimentos es tan grande que son los causantes de las caries de tu hija”. Reduje el consumo entonces, pero ahora ya no hay vuelta atrás, hacerlo en casa puede resultar más caro, más tedioso, menos rápido, pero la satisfacción de un pan hecho en casa con lo que implica para ti y tu familia, no tiene precio.

Ingredientes 

  • Hummus, si es casero, mejor. *
  • Radiccio (achicoria roja) **
  • Tomate
  • Lechuga rizada y canónigos
  • Berenjenas en rodajas, asadas
  • Un par de rebanadas del pan de tu preferencia (éste es de espelta y harina de trigo)***

* Puedes encontrar las recetas en este blog (hummus y/o hummus de remolacha)

** Es esa lechuga roja de sabor un poco amargo

*** Nótese que las rebanadas no están perfectas en tamaño, pues el pan está hecho en casa.

Corta las berenjenas en rebanadas y sumerge junto con bastante sal en agua. Deja que suelte lo amargo de esta verdura. El agua se tornará oscura.

Escurre y ponlas en una bandeja de horno con un chorrito de aceite de oliva durante 15 minutos a 170º.  Dáles las vuelta y espera a que se hagan por el otro lado.

Ahora sólo se trata de tostar un poco el pan, apilar los ingredientes, tal cual te muestro en el vídeo y disfrutar de un sándwich fuera de lo común.

Aviso: se volverá un “imprescindible” para llevarlo el trabajo.

Si te ha gustado ésta u otra entrada, y quieres ayudarme compartiendola en redes sociales, encontrarás los iconos bajo el título.

Si te apetece dejarme un comentario o sugerencia, estaré más que encantada de recibirlo/a.

Si te ha gustado esta entrada...

¡NO TE VAYAS SIN SUSCRIBIRTE!

Recibirás un boletín semanal con la nueva publicación y un regalo de bienvenida.

regalosuscripcion

<>
Este blog cumple con la normativa de la Ley Orgánica
15/1999 de Protección de Datos (LOPD).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *