rosquillas

No será la primera vez que te hable de lo importante que es para mi la recreación de sabores y con ellos, el rescate de recuerdos de otros tiempos.

Cuando era pequeña, mi madre, por encargo, compraba unas cajas que venían con 24 rosquillas de yema, que siempre ponía encima del mueble del salón, más que nada por el espacio que ocupaba. Era tan fácil como poner una silla para alcanzarla y bajar con cuidado la caja completa para poder llevarte una a la boca. Quien dice una, dice cuatro. Mis hermanos y yo acabábamos con la caja y esperábamos a que las trajeran de Alange, si mal no recuerdo, de nuevo. Desaparecían como por arte de magia, vamos no llegaban nunca a ponerse duras.


Desde entonces, he tenido ese sabor en mi mente, de la yema, el hojaldre y el glaseado crujiente de cada mordisco y hasta ahora no me había puesto manos a la masa. Y resulta que la receta es tan fácil que está al alcance de cualquiera. Gracias que con la receta solamente sale media docena, porque las edades no son las mismas y ya se sabe entonces podría comerme cuatro de una sentada… ahora tendría que hacer una semana de gimnasio para bajarlas.

He de decir que aquellas son el doble de altas, podemos conseguirla doblando las cantidas de hojaldre, pero que yo he preferido, a fin de “pecar” en menor proporción, un tamaño adecuado para una porción.

rosquillas

Ingredientes (para 6-8 rosquillas)

  • 2 planchas de hojaldre fresco (de 250 g. cada una)

Para la capa de yema

  • 135 g. de azúcar blanca
  • 35 ml. de agua
  • 3 yemas de huevo

Para el glaseado final

  • 25 ml. de agua
  • 130 g. de azúcar glass tamizado

La masa de hojaldre fresca ya viene estirada del grosor adecuado para llevar a cabo estas roscas. Si son rectangulares, mejor, por el aprovechamiento del mismo.

Cada plancha corta a la mitad y pon una encima de otra, tendrás 4 capas. Con el rodillo, presiona ligeramente, lo que queremos conseguir es que se peguen unas a otras, no aplastarlas.

IMG_5857

Con un cortador de donuts (yo tengo uno que compre en tescomaonline y es estupendo porque viene con una pinza con la que puedo hacerles el glaseado sin necesidad de meter los dedos), ejerce la presión suficiente para darles forma.

IMG_5859

En un papel encerado (puedes usar el mismo que viene envolviendo la masa de hojaldre fresca) salpica con agua. Esto servirá para ayudar a subir a la masa.

Hornea a 200º por arriba y por abajo, con la bandeja a media altura.  El tiempo dependerá de la marca del hojaldre. Lo ideal es que las vayas vigilando, son unos 10-15 minutos. Es importante que no se quemen en la parte superior.

Una vez hechas, deja que se enfríen antes de bañarlas en la crema de yema.

IMG_5861

Para la crema de yema, coloca en un cazo el agua junto al azúcar previamente mezclado. Deja que llegue a los 100ºC más o menos. Este almíbar debe de estar líquido y transparente. No hace falta que remuevas. Es cuestión de un par de minutos. Retira del fuego y deja que se enfríe. Una vez frío, añade las yemas previamente mezcladas, poco a poco sin dejar de remover el almíbar con las yemas con unas varillas manuales. Una vez hecha la mezcla yema al fuego y sin dejar de remover, espera a que vaya espesando, no más de 3 minutos. Pasa la mezcla a un recipiente profundo donde quepa la rosquilla boca abajo y báñalas. Dáles la vuelta y deja que caiga el sobrante en una rejilla.

IMG_5862

Prepara el glaseado para darle el toque crujiente y tapar la parte pegajosa de la crema de yema. Es importante que el azúcar glass esté tamizado para evitar que se formen grumos al mezclarlo con el agua.

Repite el proceso de bañado de las rosquillas, ahora en el glaseado. Deja que se seque al aire libre para endurezca la capa superior. Si no vas a comerlas inmediatamente, te recomiendo que las cubras para evitar que endurezca el hojaldre o en una caja de cartón, como bien recuerdo que mejor se conservaban estas rosquillas.

IMG_5869

IMG_5875

IMG_5872

IMG_5878

No desaproveches las masas del centro restantes… pequeños bocaditos de placer.

IMG_5888Muchas gracias por tu fidelidad al blog. Me encanta poder compartir todas mis recetas contigo. Si te apetece, me puedes ayudar compartiendo el redes sociales.

hastalaproxima

 

Si te ha gustado esta entrada...

¡NO TE VAYAS SIN SUSCRIBIRTE!

Recibirás un boletín semanal con la nueva publicación y un regalo de bienvenida.

regalosuscripcion

<>
Este blog cumple con la normativa de la Ley Orgánica
15/1999 de Protección de Datos (LOPD).

7 thoughts on “Rosquillas de yema

  1. Estoy babeando literalmente…aqui también las venden y eran unas de mis favoritas, la verdad es que no las he vuelto a comprar, pero en breve voy a hacer estas que nos propones, a ver si me salen tan monas como a ti.
    Besazos Carol!!

  2. Hoy por fin llegó el día, estoy haciendo tus rosquillas. Ordenador abierto y enfrascada en la cocina, voy y vengo, voy y vengo, jajaja.
    Desde que dijiste que las ibas a publicar, la tengo en mi recetario de pendientes, porque la pinta es deliciosa y en casa el hojaldre gusta muchisimo.

    Ya te contaré cuando le inquemos el diente, como me han salido y si en casa gustan tanto como me imagino,

    Un besito guapa !!!

    Cristina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *