Ojos sangrientos o panna cotta con frambuesa y kiwi

ojossangrientos2

Las redes se llenan de dulces típicos para celebrar el día de todos los Santos. Por popularidad, ganan los blogs americanos con su celebración de Halloween y todo lo que tenga que ver con zombies, brujas y personajes terroríficos.

Un año más, nos sumamos a la moda americana, definitivamente la que más atrae a los niños. Mis hijos se implican más en cualquier cosa «fuera de lo normal» que se cuece en la cocina. Y lo que es aún mejor, se la comen, más que nada porque han estado inmersos en el proceso de creación del plato. Ésta es una propuesta sencilla y a la vez vistosa: ojos sangrientos o panna cotta con frambuesa y kiwi.

ojo

Aquí te va el paso a paso de cómo darle vida o quitársela, más bien, a una panna cotta (nata cocina) con gelatina de frambuesa y kiwi. Es una opción más para sorprender en la noche de brujas más popular del año. Para ello, necesitarás un molde con huecos cóncavos, yo uso unos que tengo para cake pops, pero puede servir perfectamente las hueveras del frigorifico. En realidad necesitamos mitades de círculos.

IMG_6194

ojos

Ingredientes

  • 200 ml de leche
  • 200 ml de nata para montar
  • 50 g. de azúcar
  • 1 vaina de vainilla
  • 3 hojas de gelatina

Para la gelatina de frambuesa

  • 250 ml de agua
  • 1 sobre de gelatina de frambuesa

Para decorar

  • Mermelada de frambuesa
  • 1 kiwi cortado en rodajas muy finas

Pon a calentar la leche con la vaina de vainilla hasta que infusione y la leche adquiera el sabor de la vainilla. Pon a hidratar en agua las hojas de gelatina.

Retira la vaina e incorpora la nata y el azúcar a a fuego medio hasta que hierva. Retira del fuego. Escurre la gelatina y añádela a la mezcla de leche, nata y azúcar. Remueve para integrarla.

Rocía con spray antiadherente los moldes y llena con la panna cotta sin llegar al borde. Deja enfriar y luego refrigera un par de horas hasta endurezca. Si sirviéramos la gelatina sin que hubiera solidificado la panna cotta se mezclaría con la frambuesa.

Prepara la capa de frambuesa, llevando a ebullición el agua y disolviendo el sobre de gelatina. Es importante que la dejes templar antes de poner la capa superior sobre la panna cotta fría, para evitar que lo caliente rompa la preparación anterior.

Un vez templada, rellena hasta el tope el molde y deja enfriar otro par de horas antes de desmoldar.

Para desmoldarlo, puesto que yo uso un molde con muchos huecos, suelo hacerlo poniendo spray antidesmoldante sobre un papel encerado. Caen todos de un golpe. Luego, con mucho cuidado, puedo ir acomodando los ojos de manera individual o sobre un plato más grande.

Sirve mermelada de frambuesas en un plato y coloca la panna cotta sobre ella. Pon un kiwi cortado muy fino simulando el iris y en el centro una gota de mermelada o chocolate derretido si quieres hacerlo más oscuro para crear la pupila.

IMG_6193

Si quieres ver otras propuestas de años anteriores:

Cupcakes sorpresa de vainilla y oreo

cupcakeshalloween

O las adorables arañitas de mantequilla de cacahuete

Espero que disfrutes la noche más terrorífica del año poniendo como guinda de la fiesta ojos sangrientos para todos.

IMG_6212

IMG_6219

Si te ha gustado ésta u otra entrada, ayúdame compartiendo en redes sociales.

¡Muchas gracias!

hastalaproxima

One thought on “Ojos sangrientos o panna cotta con frambuesa y kiwi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *