Fiesta de cumpleaños Spa

Siempre me han ilusionado sobremanera los cumpleaños. Tengo 40 años y jamás he dejado de festejar ninguno. Creo que es una fecha muy afortunada para los que queremos celebrar la vida, el regalo de poder contar con uno más.

A veces creo que debería haber enfocado mi vida a la organización de eventos porque disfruto, como niña, planeando cualquier cosa, aunque no sea mío: cumples, bodas, festivales. Con celeridad, me pongo a darle rienda suelta a la imaginación (y a pinterest, ¡bendito pinterest!) y de una cosa me voy a otra sin darme cuenta. Al final, todos salen contentos y yo, satisfecha.

Para los cumples de mis hijos, y ya van unos cuantos, decido el tema con tiempo y voy acomodando decoración, actividades y el pastel, claro, temático a más no poder.

En los siguientes enlaces puedes ver otros cumpleaños que quedaron registrados en el blog.

Fiesta Minnie Mouse

Fiesta Balón de fútbol

Fiesta Botas de fútbol

Fiesta Patines

Fiesta Frozen

Fiesta Angry Birds

Fiesta Rainbow Cake

Éste que os comparto hoy está a punto de cumplir un año. De hecho, ando sumergida en una marea de ideas para el que celebraremos en menos de 10 días. De ese ya te contaré en unos semanas.

Retomando, el año pasado, dadas las circunstancias que rodearon mi vida, no tenía mucha ilusión por celebrar, pero decidí que nunca hay que dejar de hacerlo y menos cuando hay niños de por medio. Así que la enana cumplía 8 años y no tuvo una fiesta, si no dos.

Lo primero es la invitación. Hace tiempo hice un par de cursos de diseño en powerpoint y vaya si me ha ofrecido posibilidades.

El primer día hizo una fiesta pijama con 9 amigas del patinaje y el pastel fue un dormitorio con una cama enorme donde había niñas por la cama y comida por todos sitios. Cuando se fueron el domingo a mediodía, preparé el segundo, una fiesta spa con 7 amigas más, esta vez del cole. Después de ambas fiestas la que necesitaba el spa era yo.

Para la fiesta spa, preparé un kit de bienvenida para todas donde rezaba el siguiente escrito “Bienvenida a la fiesta spa de Lucía, póngase cómoda y relájese. Usted va a recibir una sesión que incluye: mascarilla facial, manicura, baño de pies relajante, pedicura y peinado” y vaya si lo incluyó. Se fueron todas con la cara tersa, las manos y los pies cuidados y el pelo como recién salidas del salón de belleza. En cada kit, incluí un gorro de ducha estampado, una lima, un separador de uñas de los pies y una toalla de mano. Les pedí que trajeran su propio albornoz y chanclas.

Fue muy divertido, para ellas toda una nueva experiencia.

El pastel lo tuve claro desde el principio quería una bañera, así con sus burbujitas y una señora relajada con su mascarilla facial y dos rodajas de pepino en los ojos. Era el principal mensaje de la fiesta y así lo marcó el pastel.

Para empezar forré la base con fondant color rosa y simulé las baldosas del suelo. Corté el pastel (naranja con relleno de chocolate, ¡no falla!) de forma ovalada y lo cubrí con fondant azul. Alrededor le puse un trozo blanco para simular la porcelana de la bañera y muchas burbujas, hechas una a una. Detalles como la toalla en el suelo o las zapatillas, afuera del espumoso baño de sales de la señora de turbante rosa, proporcionaban el ambiente de relajación. Finalmente una cabeza y unos pies de tamaño más o menos proporcional para darle vida a la bañera.

Espero que te haya gustado y uses estas ideas para la próxima fiesta en casa. Es perfecta para cualquier edad. Si te apetece dejarme un mensaje o una sugerencia, no dudes en hacerlo. Me hace mucha ilusión recibirlos todos.

Si quieres compartir ésta u otra entrada en redes sociales, estarás ayudándome a difundir mi trabajo. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *