Cookies de mantequilla de cacahuete

 

7

Sé que muchos de vosotros estáis en contra de esta festividad. Que otros tanto la celebran por los niños que hay en casa. He escuchado la palabra americanada mil veces para definir esta fecha. Su origen, no obstante, está en el pueblo guerrero de los Celtas, que más tarde, con la llegada de los irlandeses católicos a EEUU y la consiguiente integración europea, llevaron la tradición de Halloween más allá de sus fronteras. Sinceramente creo que eso no debe impedir que podamos celebrar nuestro Día de todos los Santos integrando otras culturas en la nuestra. Y es que, aunque las festividades en sí difieren bastante, ritos paganos y religiosos principalmente, a fin de cuentas, lo que celebramos es lo mismo, el recuerdo a los seres queridos, la difusa barrera entre la vida y la muerte. Y esa globalización que abanderamos para otras muchas cosas puede llevarse a este terreno también. No quita esto, que yo haga mis casamientos con higos y nueces y pele mis castañas de toda la vida mientras degusto perlas como éstas, cookies de mantequilla de cacahuete.

Y ¡claro! que los europeos somos más de la crema de cacao y avellana o almendra, pero hay que reconocer que el toque salado del cacahuete en esta pasta la hace muy característica. Esta mantequilla se remonta a épocas precolombinas, donde mayas y aztecas ya las usaban para sus “moles”. Sin embargo, tras varios intentos por usar el cacahuete como suplemento alimenticio, no se comercializó hasta 1899 en Australia. Hoy en día es un negocio muy rentable en EE.UU y ya se pueden encontrar sin dificultad en nuestro país.

La receta es sencilla y te muestro un paso a paso de cómo llevarla a cabo. Si no te gusta el peanut butter (mantequilla de cacahuete) puedes hacer la decoración con tus galletas favoritas. Es una actividad muy entretenida para realizarla con niños. Una invasión de cookies araña están por decorar tu mesa.

 Ingredientes (entre 25-30 galletas)

  • 90 g. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 g. de mantequilla de cacahuete
  • 100 g. de azúcar moreno
  • 150 g. de azúcar blanca
  • 1 huevo grande
  • 1 cuchara de esencia de vainilla
  • 1 cuchara de levadura
  • 230 g. de harina de trigo
  • 1 cucharilla de sal
  • Bolas de cereal cubiertas de chocolate o cualquier otro dulce que tenga forma redonda y más o menos grande.

Para las patas de la araña

  • 3/4 de taza de chips de chocolate
  • Un chorrito de leche

Para los ojos

  • Se pueden comprar ya hechos en tiendas especializadas
  • Se pueden usar usando fondant blanco y negro (o con boli de tinta comestible) según te muestro en la foto más abajo.
  1.  En una amasadora, batidora de palas o thermomix, ablanda la mantequilla junto con la mantequilla de cacahuete, hasta que quede esponjosa.
  2. Añade el huevo y sigue batiendo.
  3. A continuación, incorpora los dos tipos de azúcar y la esencia.
  4. Tamiza la harina, junto a la sal y la levadura. Añade cuchara a cuchara en modo amasar.
  5. Saca del vaso, termina de amasar a mano y ponla en un bol.
  6. Precalienta el horno a 170º y prepara dos bandejas con papel de hornear.
  7. Haz bolas de entre 20 y 30 gramos. Colócalas distanciadas unas de otra.

 

collagebolas

8. Una vez colocadas en la bandeja y antes de hornear, con la parte trasera de una cuchara aplástalas para que te quede una forma redondeada más o menos iguales en tamaño y hornea SÓLO durante 10 minutos.


2

9. Después de 10 minutos, sácalas del horno y haz una endidura en el centro donde más tarde se pegará la bolita y vuelve a colocar la bandeja en el horno otros 3-5 minutos más. Muy importante: No dejes que se sobrehorneen estas galletas o te pueden quedar muy duras. Aunque cuando las saques estén blanditas, las mantequillas una vez frías se compactarán dándole cuerpo a la masa.

10. Saca de la bandeja de horno y deja que se enfríen ligeramente, pero no del todo. Debemos de tener un poquito de calor que derrita la bola de chocolate para hacer las cabezas de las arañas, pero no demasiado porque podrían derretirlas completamente.

11. Calienta las chips de chocolate junto a un chorreón de leche para hacerlas un poco más linda. Puedes hacerlo al baño María o a intervalos de 20-30 segundos en el microondas. Deja que se atempere y decora las patas con una boquilla fina y mucho pulso.

11. Para hacer los ojos de las arañas, yo me he servido de un poco de fondant de dos colores, blanco y negro y lo he cortado con la parte más pequeñas de la boquillas wilton 5 y 12. Con agua y un pincel, pega perfectamente al chocolate.

3

12. Puedes decorar un plato simulando una tela de araña. usando el sobrante de la decoración de las patas, basta con el pulso no te falle.

4

Tengo otra receta de hace un año para estos días, cupcakes tricolor con oreo al fondo y frosting de vainilla. Puedes verlos aquí.

La receta original es de A Spicy perspective. Ella usa bolas de bombones Lindt para las cabezas, por si quieres cambiar a una galleta mucho más chocolateada. Quedan preciosas pues las cabezas se ven mucho más grandes.

Espero que te hayan gustado. Si es así, comparte en redes sociales o coméntame más abajo. Soy muy feliz al leer tus opiniones. Nos vemos la semana próxima.

5

9

8

6

 

¿Me ayudas compartiendo en redes sociales? ¡Muchas gracias!

hastalaproxima

Si te ha gustado esta entrada...

¡NO TE VAYAS SIN SUSCRIBIRTE!

Recibirás un boletín semanal con la nueva publicación y un regalo de bienvenida.

regalosuscripcion

<>
Este blog cumple con la normativa de la Ley Orgánica
15/1999 de Protección de Datos (LOPD).

3 thoughts on “Cookies de mantequilla de cacahuete

  1. Carolina vaya monada de galletas. No sé si lo sabes o no, pero los que me conocen medio bien saben de mi predilección, perdición y pasión por la mantequilla de cacahuetes. No concibo la despensa sin un bote de JiF, versión cremosa o crunchy. Y sí, tiene que ser JiF o nada jajajaj así que como en Badayork no la hay, toca pedirla online. De locos.

    Las galletas son ideales sobre todo cuando tienes críos en casa, estas cosas les encantan. La verdad es que aún no he decidido que hacer para Halloween este año y más me vale ponerme a ello porque me coge el toro.

    Un beso muy grande.
    G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *