Casadielles al horno

IMG_4660-001

Estoy segura que alguna vez te ha pasado alguna de estas dos cosas. Has terminado de comer y estás completamente saciado, pero llega el postre y no puedes decir que no… o… no estás bien de ánimo y decides ir abrir la despensa o el congelador para encontrar algo dulce que sacie tu estado. Te dejas llevar.

En el primer caso, te supera la emoción, el recuerdo de un sabor dulce recreado en tu mente y el cerebro manda una orden diciendo que vuelves a tener hambre. Hambre hedonista, así se llama. En el segundo, no afrontas las situaciones si no estás, de alguna manera, mejor. Aunque eso implique, comer sin control, buscar el consuelo a través de la comida. Comer emocionalmente, así de claro.

Tener hambre hedonista o comer emocionalmente pueden favorecer el sobrepeso. Entiendo. No quiero yo inducir a nadie a comer por comer. La culpa de todo la tiene la dopamina, neurotransmisor responsable de sensaciones placenteras. Hay que ser conscientes de lo que se come y tener buenos hábitos alimenticios. Sin embargo, si se dan una de estas situaciones, yo te dejo mi receta de hoy, casadielles al horno. ¡La ibas a disfrutar de todos modos!

La casadiella es un dulce típico asturiano. Se trata de una especie de empanadilla elaborada con una masa de harina de trigo aromatizada con anís, que se rellena de nueces y/o avellanas, azúcar y posteriormente se fríe. Al servir se espolvorea su superficie de azúcar. Yo siempre prefiero hornearlas para quitar lo calórico de la fritura y reducir la sensación de culpa. Su sabor es realmente irrestible. Con mucho cariño y respeto a mis amigos asturianos, va esta receta, que seguro que la original ellos atesoran con mucho cariño.

Ingredientes para 6 casadielles

  • 250 gramos de hojaldre (si es casero, mejor resultado)

Para el relleno

  • 70 gramos de nueces
  • 30 grms de avellanas
  • 50 grms de mantequilla, temperatura ambiente
  • 4 cucharas de azúcar
  • 1/4 de copa de anís
  • Un chorrito de agua

Para preparar el relleno, sólo tienes que machacar en un mortero las nueces y las avellanas e ir añadiendo poco a poco el anís, el azúcar, la mantequilla, y si está muy seca, un chorrito de agua.

Estira la masa y haz 6 rectángulos. Pon el relleno en el centro y enrolla. Puedes poner un poco de agua para que la masa pegue y así evitar que se salga cuando se hornee. Deja espacio para cerrar con los dientes de un tenedor los extremos.

Mételo al frigorífico para que la masa se conserve lo más fría posible. En algún sitio leí que el truco es que la masa esté muy fría y el horno muy caliente.

Mientras se enfría la masa, precalienta el horno, por arriba y por abajo.

Hornea las 6 casadielles durante 12 minutos o hasta que estén doradas. Antes de servirlas, espolvoréalas con azúcar glass.

Es un postre sencillo, barato y sobre todo, exquisito. ¡Buen provecho!

IMG_4676

IMG_4662

IMG_4663

 ¿Me ayudas compartiendo en redes sociales ésta u otra entrada? ¡Muchas gracias!
hastalaproxima

Si te ha gustado esta entrada...

¡NO TE VAYAS SIN SUSCRIBIRTE!

Recibirás un boletín semanal con la nueva publicación y un regalo de bienvenida.

regalosuscripcion

<>
Este blog cumple con la normativa de la Ley Orgánica
15/1999 de Protección de Datos (LOPD).

18 thoughts on “Casadielles al horno

  1. Hace años estudié algo que me has recordado, la saciedad especifica, significa que podemos seguir comiendo aunque no tengamos hambre si comemos algo distinto a lo que estábamos comiendo en el momento de saciarnos, por eso siempre queda sitio para el postre, y más si es como el que propones Casadielles, me gusta todo, el mantel, la presentación, la pinta que tienen, magnifico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *