Bundt cake de mandarinas y cardamomo

Llega el otoño con mucho retraso. A veces tengo que pararme a pensar en qué día vivo. Llámame despistada, pero eso de que el día de los Santos haga calor de manga corta me ha descolocado totalmente. Castañas, nueces, higos, tomados a destiempo. Si a eso se le suma que desde septiembre puedes encontrar turrones en los supermercados, apaga y vámonos. Batiburrillo total de estaciones y de productos típicos de la temporada.

Las mandarinas llegaron a su debido tiempo y las primeras las comimos a pleno sol (del que aún calienta). Es una fruta que a mi, particularmente, me encanta y que siempre me queda con ganas de más. Aunque proviene de las zonas tropicales de Asia, en España estamos a la cabeza como productores de este magnífico cítrico de sabor aromático.

Esta receta que te traigo hoy es la del bizcocho de naranja que he publicado en otras ocasiones, que me encanta para los pasteles de cumpleaños con ganache de chocolate, pero adaptada a la mandarina, con un toque de cardamomo y sin usar azúcar blanco, consiguiendo así hacerlo algo más saludable.

Se suma a los otros ocho bundt cake, dando lugar a la novena receta de esta maravilla de presentaciones. En la parte final de esta entrada, podrás encontrar los enlaces al resto de recetas. Seguro que hay alguna que te llama la atención.

Espero que te guste y la prepares pronto.

Ingredientes

  • 260 g. de panela (si prefieres azúcar blanco, 240 g.)
  • 3 huevos
  • 2-3 mandarinas pequeñas con mucho zumo (lavadas y enteras con piel)
  • 1 yogur natural
  • 100 ml de aceite de girasol
  • 250 g. de harina de fuerza
  • 1 sobre de levadura para bizcochos
  • 1 pizca de sal
  • 1/2 cucharadita de cardamomo

Lava muy bien las mandarinas porque las vas a triturar con cáscara.

En un triturador, echa las mandarinas, los huevos y el azúcar y tritura durante unos 3 minutos hasta conseguir una mezcla homogénea. Incorpora el yogur natural y el aceite y vuelve a triturar.

Tamiza los ingredientes secos: harina, levadura, sal y cardamomo.

Incorpora poco a poco los ingredientes secos a los húmedos hasta conseguir la masa del bizcocho.

Precalienta el horno a 200º. Mete la masa del bizcocho en un molde de bundtcake a 180º durante unos 40 minutos o hasta que el palillo salga limpio.

Deja que se enfrie el molde 10 minutos y desmolda sobre la superficie en la que vayas a servirlo. ¡Disfruta!

Si te apetece explorar otras recetas de bundt cakes que ya están publicadas en el blog, te dejo los enlaces:

Red velvet cheesecake bundt cake

Bundt cake de manzana, nata y canela

Bundt cake de calabacín con glaseado de naranja

Bundt cake de chocolate con bolitas de mascarpone

Bundt cake especiado: manzana, nueces y queso

Bund tcake de leche hervida

Bundt cake de cerezas del Jerte

Bundt cake de calabaza y chocolate

Si te ha gustado ésta o cualquier otra receta y te apetece ayudarme a difundir mi trabajo, usa los enlaces bajo el título para las redes sociales. Déjame un comentario, una sugerencia y una nueva forma de reinventar esta propuesta. ¡Gracias!

Si te ha gustado esta entrada...

¡NO TE VAYAS SIN SUSCRIBIRTE!

Recibirás un boletín semanal con la nueva publicación y un regalo de bienvenida.

regalosuscripcion

<>
Este blog cumple con la normativa de la Ley Orgánica
15/1999 de Protección de Datos (LOPD).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *