Bundt cake de calabaza y chocolate ¡SIN HUEVOS NI LÁCTEOS!

IMG_8022-001

Cuando se trata de cocinar, si no tienes problemas de alergias a alimentos, todo es coser y cantar. Desafortunadamente hoy en día, y parece que cada vez más, encontramos muchas personas, desde niños que lo descubren al nacer hasta adultos que lo han sido siempre pero lo han detectado muy tarde, con intolerancias a la leche, al huevo, al gluten, diabéticos y un largo etcétera

Yo no me había planteado nunca tener que cambiar hábitos en cuanto a la ingesta de alimentos de una familia con uno o varios integrantes alérgicos hasta que hace un año en una fiesta pijama de mi hijo mayor vino un amigo celíaco y tras él su padre a cuestas con el pan del desayuno, el pan del perrito caliente y hasta la tostadora… A ellos, a los celíacos, entre ellos una de mis mejores amigas diagnosticada hace tan sólo un año, les debo una entrada con una receta muy especial.

Esta receta la ideé pensando en otro de los mejores amigos de mi hijo, que es alérgico al huevo. En casa, afortunadamente, ninguno somos alérgicos a nada y este bizcocho, en época de calabaza, se convierte en receta de cabecera. De ahí que este bizcocho o bundt cake de calabaza y chocolate sea para todos los públicos, porque si algo tiene es que es muy sano, sustituyo el huevo por puré de calabaza. Si tienes alergia a la leche, puedes sustituir yogur por aceite de girasol. No notarás ni el más mínimo sabor de la calabaza y además se potencia el sabor de chocolate negro. Es más parecido a un brownie por la densidad que a un bizcocho… lo malo es que caerás rendido a sus pies… trozo trás trozo.

A todas las personas con cualquier tipo de intolerancia o alergia, va dedicada esta entrada con mucho cariño, porque todo tiene solución y la inventiva para combinar los alimentos nos presenta opciones igualmente sabrosas que mantendrán a los comensales felices en la mesa.

Ingredientes

  • 300 gramos de puré de calabaza
  • 125 grms de aceite de girasol (o un yogur natural)
  • 250 grms de harina de trigo
  • 200 grms de azúcar
  • 1 cuchara grande de levadura
  • 40 grms de chocolate puro valor
  • 1 pizca de sal
  • 1 cuchara de extracto de vainilla
  • Un puñado de nueces

Pela la calabaza y ponla en agua a hervir. Retira el agua y haz un puré con ella. 

Añade el yogur o el aceite, según prefieras. Mezcla hasta integrar. 

Estas fotos son usando yogur, pero también he probado la receta con aceite, ambas iguales de buenas. Yo opino que esta versión es más sana, pues quitamos los acidos grasos polisaturados que contiene el aceite de girasol.

En un bol, tamiza y mezcla todos los ingredientes secos, harina, azúcar, chocolate, sal y levadura. 

Integra poco a poco los ingredientes secos a los húmedos.

Por último, añade la vainilla y un puñado de nueces o cualquier otro fruto seco (si no tienes alergia a ellos) y mezcla.

Precalienta el horno a 180º durante 10 minutos. Hornea a 160º durante 40 minutos o hasta que un palillo salga limpio.

IMG_8019-001

IMG_8021-001

IMG_8015-001

Si te apetece, puedes ayudarme a difundir mi trabajo compartiendo ésta u otra entrada en redes sociales. ¡Muchas gracias!

hastalaproxima

Si te ha gustado esta entrada...

¡NO TE VAYAS SIN SUSCRIBIRTE!

Recibirás un boletín semanal con la nueva publicación y un regalo de bienvenida.

regalosuscripcion

<>
Este blog cumple con la normativa de la Ley Orgánica
15/1999 de Protección de Datos (LOPD).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *