Te comparto… Obsesión Cupcake

Comparte para aprender, aprende a compartir. Es una iniciativa que nace a raíz de la necesidad de conocer nuevos proyectos, nuevas ideas, nuevos intereses y de esta manera, presentar el trabajo de otros bloggers sin necesidad de pedir permiso. Los interesados contactan conmigo y les presto mi rincón para presentarse y darse a conocer. Si te interesa, tiene las bases aquí.

Isabel ha llegado a la iniciativa para que conozcamos su blog Obsesión Cupcake y yo estoy encantada de poder presentarla este domingo. Una chica polifacética con un blog cargado de recetas dulces. Aunque su nombre incluya cupcakes, no es exclusiva de estos pastelitos. En cuanto entres, no sabrás por cuál empezar. Te dejo con su presentación y un rollo de canela gigante que tiene una pinta exquisita.

cabecera color simple buena ssssiiii

Mi nombre es Isabel, soy madrileña y maestra de educación especial. Me encanta mi trabajo y mis niños siempre hacen que sonría hasta en los momentos más difíciles.

Pero aunque ame mi trabajo con todas mis fuerzas, lo que más feliz me hace en este mundo es bailar. Desde hace algo más de 5 años, hago Danza Oriental y si pudiera estaría bailando todo el día y el tiempo que me sobra pues… ¡¡¡a encender mi horno!!!

Desde hace dos años, llevo el blog de Obsesión Cupcake, que en principio nació con la simple idea de recoger mis recetas para que no cayeran en el olvido. Jamás pensé que me leeríais. En él podéis encontrar recetas dulces de todo tipo, desde las más tradicionales hasta inventos varios que se me pasan por la mente.

Una de mis recetas preferidas son los rollos de canela, por eso os quedo una propuesta irrechazable, un rollo de canela gigante para compartir.

glaseado

INGREDIENTES PARA LA MASA:

  • 400 grs de harina para todo uso
  • 3 cucharadas de azúcar blanca
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 paquete de levadura de panadería, el que yo usé es de Lidl y lleva 7 grs.
  • 120 ml de agua.
  • 60 ml de leche semidesnatada.
  • 45 grs de mantequilla sin sal.
  • 1 huevo grande a temperatura ambiente.

INGREDIENTES PARA EL RELLENO:

  • 45 grs de mantequilla sin sal, derretida a temperatura ambiente.
  • 1 y 1/2 cucharadas de canela molida.
  • 50 grs de azúcar blanca.

INGREDIENTES PARA EL GLASEADO DE VAINILLA Y ARCE:

  • 120 grs de azúcar superfino.
  • 25 ml de leche o nata.
  • 15 ml de jarabe de arce.
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta

ELABORACIÓN DE LA MASA Y EL RELLENO:

En un bol grande, mezclamos la harina, el azúcar, la sal y la levadura de manera uniforme. Reservamos

Calentamos el agua, la leche y la mantequilla juntos en el microondas hasta que la mantequilla se derrita y la mezcla esté caliente al tacto, sin que rompa a hervir.

Echamos la mantequilla en la mezcla de harina y con la ayuda de una cuchara de madera removemos bien.

Añadimos el huevo y continuamos mezclando con la cuchara hasta que éste se integre. En una superficie ligeramente enharinada, amasamos la masa durante unos 5 minutos, hasta que obtengamos una masa elástica.

Formamos una bola y la colocamos en un bol ligeramente engrasado con un poco de mantequilla o aceite de girasol. Cubrimos nuestro bol con film transparente o con un gorro de ducha 😉 y dejamos reposar durante 30 minutos. La masa deberá aumentar ligeramente.

En los 30 minutos que necesita nuestra masa para hacer su primer levado, podemos aprovechar y preparar el relleno.

Para ello, mezclamos en un bol el azúcar y la canela (Ojo, no la mantequilla. Ahora os explico). Reservamos.

Cuando haya pasado el tiempo (30 minutos), extendemos la masa sobre una superficie enharinada y con la ayuda de un rodillo le damos forma de rectángulo.

Con la ayuda de una brocha de repostería, extendemos la mantequilla derretida sobre toda la superficie y a continuación, espolvorear sobre la masa la mezcla de azúcar y canela que teníamos reservada.

Engrasamos el molde para horno donde vamos a hacer nuestros rollos con mantequilla, de esta forma evitaremos que se nos peguen. Reservamos.

Ahora, con la ayuda de un cortador de pizza cortamos la masa en seis tiras anchas (a lo largo, claro). Sin apretar enrollamos una tira y la colocamos en el centro del molde elegido para la ocasión.

Enrollamos el resto de tiras alrededor del rollo central, comenzando cada tira al final de la anterior para hacer un gran pastel enrollado.

rollo2

En este proceso (sobre todo al ir cogiendo las tiras) puede que se os derrame una parte del relleno. No os preocupéis, cuando terminéis con todas las tiras, lo echáis por encima y listo, No podemos tirar nada de nada jejeje y más si tenemos entre manos algo tan delicioso.

Cubrimos nuestro pastel con film transparente o, de nuevo, con el gorro de ducha y dejamos leudar en un lugar sin corrientes de aire durante 90 minutos.

Yo lo que hice fue poner un calefactor en una de las habitaciones de mi casa y coloqué a una distancia prudencial mi molde con el pastel. Si es que los trato como si fueran mis niños…

Pasados los 90 minutos, nuestro pastel habrá duplicado su tamaño, es le momento de precalentar el horno a 200º

Cuando el horno haya cogido temperatura, metemos nuestro molde y horneamos durante 30-35 minutos hasta que se dore. En ese momento, cubrimos los rollos con papel de aluminio y horneamos unos 10 minutos más.

Transcurrido este tiempo sacamos del horno.

ELABORACIÓN DEL GLASEADO:

Mezclamos en un bol el azúcar superfino, la leche o nata, el jarabe de arce y la vainilla en pasta y con la ayuda de una varilla mezclamos bien hasta que todos los ingredientes se integren.

Ya tenemos listo nuestro delicioso glaseado para bañar generosamente nuestro rollo de canela.

trozo bueno

Sígueme en redes sociales:

Facebook 

Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *